Historia del Ojo Cívico

El ojo cívico nació en el año 2009 en el marco de las elecciones legislativas, con el objetivo de transformar a los habitantes de la Nación en ciudadanos de la República.

Para ello, el proyecto buscó crear una red de ciudadanos comprometidos que, después de haber efectuado su voto, realizaran un reporte sobre los parámetros del acto electoral en su mesa de votación. De esta manera, cada ciudadano no sólo estaría emitiendo su voto, sino que además estaría velando por la transparencia general de las proceso eleccionario; es decir, cada ciudadano sería, a la vez, elector y auditor de las elecciones.

Debido a la gran participación ciudadana que tuvo el proyecto en 2009, con más de 12.000 Ojos Cívicos en todo el país, se lanzó la campaña ´Todas las voces´ con motivo de la discusión de la ley de medios audiovisuales. Esta nueva instancia de participación cívica proponía a los ciudadanos enviarle al senador de su distrito un mail (o incluso llamarlo por teléfono) reforzando la necesidad de generar un debate profundo entorno a la ley y destacando las irregularidades que se habían generado en el tratamiento del proyecto en la Cámara de Diputados.

De cara a las elecciones del año 2011 decidimos relanzar el Ojo Cívico esta vez en formato web. El desafío era promover el hábito cívico de auditar en primera persona la transparencia del proceso de votación, mediante la repetición de esta campaña a lo largo de las diversas instancias electorales.

En 2013, y con la misma convicción que cuando empezamos, volvemos a convocarte para que te involucres y contribuyas a garantizar la transparencia electoral. Este año estamos relanzando el Ojo Cívico en múltiples formatos para ampliar las posibilidades de participación: nuestro sitio web, Facebook o Twitter.

Todos debemos cumplir con nuestro imperativo ético y la obligación cívica de velar por la transparencia de las elecciones. Por esto te invitamos a que te sumes al proceso de observación cívica a favor de la República, y que des un paso más en el camino colectivo de construcción ciudadana.